CARACTERES VEGETATIVOS DE LAS CACTÁCEAS

De Botanipedia

Recopilamos, en este artículo, los caracteres vegetativos utilizables para la identificación de cactáceas. Salvo el género Pereskia, todas las especies de cactus están desprovistos de hojas, por lo que los caracteres vegetativos se centran en el cuerpo (el tallo hinchado de los cactus) y sus espinas y otros apéndices que salen del cuerpo.

NOTA

El presente artículo está en proceso de redacción. Fue iniciado el 18 de octubre de 2018.


CUERPO

El tallo de los cactus tiene mucha importancia ya que, al carecer de hojas, sirve para realizar la fotosíntesis al igual que para almacenar agua y nutrientes. Al mostrar un aspecto considerablemente más hinchado de lo normal, en lugar de tallo lo denominamos cuerpo.


CUERPO: AGRUPACIÓN

Algunas especies tienen tendencia a ramificar desde la base, desde el cuello de la planta o por debajo de él. Cuando esta característica aparece el ejemplar parece como si estuviera formado por plantas distintas muy juntas. A estos grupos se les denominan macollas.

  1. Simple: tan sólo un cuerpo por cada ejemplar. Si está ramificado, las ramificaciones surgen por encima del cuello de la planta.
  2. Macolla: varios cuerpos salen juntos desde la base.


  • Cuerpo simple
  • Cuerpos en macolla


CUERPO: ALTURA

Considerar la altura desde el cuello de la planta hasta el punto más elevado. La escala de "bajo" o "alto" es subjetiva y se hace considerando las proporciones de una persona normal, pero sirve como referencia y comparación.

  1. Muy bajo: hasta 10 cm.
  2. Bajo: de 10 a 20 cm.
  3. Intermedio: de 20 a 80 cm.
  4. Alto: de 80 a 200 cm.
  5. Muy alto: más de 200 cm.


  • Altura del cuerpo


CUERPO: ANCHURA

Considerar la anchura en el punto más ancho de un cuerpo individual y sin considerar las espinas, sólo el cuerpo.

  1. Muy estrecho: hasta 1 cm.
  2. Estrecho: de 1 a 3 cm.
  3. Intermedio: de 3 a 10 cm.
  4. Ancho: de 10 a 25 cm.
  5. Muy ancho: más de 25 cm.


  • Anchura del cuerpo


CUERPO: ÁPICE

En condiciones de mala iluminación se pueden dar casos de ápices creciendo de forma anormal, por lo que no deben tenerse en cuenta en tales circunstancias.

  1. Apuntado: la parte final del cuerpo en forma de punta.
  2. Aplanado: la parte final del cuerpo es ancha y plana.
  3. Deprimido: la parte final del cuerpo se mete hacia adentro.


  • Ápice apuntado
  • Ápice aplanado
  • Ápice deprimido


CUERPO: COLOR PRINCIPAL

Teniendo en cuenta que algunos cactus tienen cuerpos con más de un color (ver sección #CUERPO: UNIFORMIDAD DE COLOR) aquí nos fijaremos en el color dominante. Si sólo posee un color, el color dominante será ese.

  1. Amarillo
  2. Glauco: verde azulado.
  3. Rojo
  4. Verde claro
  5. Verde medio: verde ni oscuro ni claro.
  6. Verde oscuro


CUERPO: COLOR SECUNDARIO

Teniendo en cuenta que algunos cactus tienen cuerpos con más de un color (ver sección #CUERPO: UNIFORMIDAD DE COLOR) aquí nos fijaremos en el color menos dominante. Si sólo posee un color, esta cuestión no tiene sentido.

  1. Blanco
  2. Amarillo: crema, amarillento.
  3. Glauco: verde azulado.
  4. Rojo
  5. Verde


CUERPO: UNIFORMIDAD DE COLOR

Algunos cactus presentan, de forma natural, colores diversos a lo largo de la superficie de su cuerpo, mientras que otros poseen un color más o menos uniforme.

  1. Cuerpo con un solo color principal: tan sólo un color, aunque podría tener zonas más oscuras o claras según la insolación, o secas, o lignificadas o dañadas que pudieran mostrar otros colores.
  2. Cuerpo con más de un color: varios colores. Los colores secundarios aparecen en zonas del cuerpo no dañadas ni secas ni afectadas por la insolación.



  • Cuerpo de un solo color
  • Cuerpo de más de un color


CUERPO: FORMA

Una misma especie puede pasar por formas distintas. Por ejemplo, un cactus joven puede ser globoso para pasar a columnar con los años.

  1. Cilíndrico: de sección circular, mantiene el diámetro a lo largo de casi toda su longitud. Es más estrecho que el cuerpo columnar y más flexible.
  2. Columnar: de sección circular, mantiene el diámetro a lo largo de casi toda su longitud. Es más ancho que el cuerpo cilíndrico.
  3. Globoso: de sección circular, con forma esférica, el diámetro máximo del cuerpo está claramente por encima de la base.


  • Cilíndrico
  • Columnar
  • Globoso


CUERPO: HÁBITO DE CRECIMIENTO

Valoramos la capacidad para crecer verticalmente. Algunos cactus son flexibles y no son capaces de crecer verticalmente salvo que puedan agarrarse a un soporte que lo esté.

  1. Erecto: el cuerpo crece vertical o casi vertical.
  2. Semi-erecto: el cuerpo no crece vertical, pero tampoco busca la horizontal.
  3. Tumbado: el cuerpo crece buscando la horizontal, incluso curvándose hacia abajo si es necesario.
  4. Rastrero: son cuerpos flexibles que se adaptan a la forma del soporte. Pueden ser también trepadores o colgantes.


  • Cuerpo erecto
  • Cuerpo semi-erecto
  • Cuerpo tumbado
  • Cuerpo rastrero


CUERPO: RAMIFICACIÓN

La ramificación valora la posibilidad de producir tallos secundarios a partir de cierta altura, lo que permite diferenciarlo de un crecimiento en macolla.

  1. No ramificado: el cuerpo no ramifica.
  2. Ramificado: el cuerpo ramifica a partir de cierta altura.


  • Cuerpo no ramificado
  • Cuerpo ramificado


CUERPO: SUPERFICIE

Obviamos la presencia de espinas y pelos, que se tratan en secciones específicas.

  1. Lisa: superficie lisa, sin ningún elemento especial.
  2. Escamosa: superficie cubierta de escamas parcial o completamente.


  • Superficie lisa
  • Superficie escamosa


COSTILLAS

Las costillas son como pliegues de un acordeón que rodean verticalmente el cuerpo del cactus de abajo a arriba. Le sirven a la planta para hincharse de agua cuando cae la lluvia sin que los tejidos se rompan.

COSTILLAS: DISPOSICIÓN

La disposición a lo largo del eje del cuerpo es un carácter utilizable para la identificación.

  • Costillas rectas: se disponen a lo largo del eje principal del cuerpo.
  • Costillas onduladas: no siguen una línea recta. Se curvan suavemente a uno y otro lado del eje principal.
  • Costillas espiraladas: se disponen girando alrededor del eje principal del cuerpo.


  • Costillas rectas
  • Costillas espiraladas


COSTILLAS: FORMA

La sección transversal de la costilla puede variar en función de la cantidad de líquidos que tenga almacenados en su interior. No obstante, hay diferencias notables en su forma entre unas especies y otras.

  • En "V": de sección transversal triangular. Sobresalen mucho.
  • Planas: de sección transversal plana. No sobresalen.
  • En "C": de sección transversal semicircular. Son redondeadas.


  • Costillas en "V"
  • Costillas planas
  • Costillas en "C"


COSTILLAS: NÚMERO

A veces el número de costillas cambia con la altura del ejemplar, por lo que es conveniente contar el número de costillas en la parte más alta.

  • Muy pocas: Entre 4 y 6.
  • Pocas: Entre 7 y 10.
  • Intermedio: Entre 11 y 15.
  • Numerosas: Entre 16 y 25.
  • Muy numerosas: Más de 25.


COSTILLAS: PRESENCIA

Puesto que las costillas permiten al cactus cambiar de volumen fácilmente para almacenar agua, es raro que no las posean.

  • Costillas presentes: se distinguen pliegues verticales alrededor del cuerpo.
  • Costillas ausentes: no se distinguen pliegues verticales.


  • Costillas presentes


COSTILLAS: TUBÉRCULOS

En algunas especies las costillas no tienen el borde liso y presentan abultamientos bajo cada areola.

  • Tubérculos presentes: se distinguen abultamientos bajo cada areola.
  • Tubérculos ausentes: no hay tubérculos a lo largo de las costillas.


  • Tubérculos presentes
  • Tubérculos ausentes


AREOLAS

La areola es una yema axilar altamente especializada: se trata de zonas meristemáticas. Las areolas son claramente visibles y generalmente aparecen como pequeñas protuberancias de colores claros u oscuros, de donde surgen los grupos de espinas. Las areolas son la característica distintiva de la familia Cactaceae y sirven para identificarla como una familia separada de otras plantas suculentas semejantes. (Fuente: Wikipedia).

AREOLAS: ASPECTO

Sección pendiente de análisis.

AREOLAS: COLOR

Puede darse el caso de que, en la misma planta, encontremos areolas de varios colores. El cambio de color puede deberse a la edad de la areola pero también a las circunstancias medioambientales.

  • Blanco: Blanco más o menos puro.
  • Crema: Ligeramente amarillo.
  • Amarillo: Claramente amarillo.
  • Ocre: Marrón suave.
  • Naranja.
  • Rojo.
  • Negro.


AREOLAS: FORMA

Es posible que encontremos varias formas de areolas. Tomar la forma más común en el ejemplar.

  • Circular: forma un círculo.
  • Lenticular: como una elipse.
  • Estrecha: muy delgada.


AREOLAS: PRESENCIA

Puesto que la areola es un carácter propio de los cactus, es raro que no estén presentes.

  • Areolas presentes: Posee areolas.
  • Areolas ausentes: No posee areolas.


AREOLAS: SEPARACIÓN

Tomar la distancia más común.

  • Muy juntas: menos de 1 mm.
  • Juntas: entre 1 y 5 mm.
  • Intermedio: entre 5 y 15 mm.
  • Separadas: entre 15 y 30 mm.
  • Muy separadas: más de 30 mm.


ESPINAS RADIALES

Las espinas radiales están dispuestas como su nombre indica, es decir, radialmente alrededor de la areola.

ESPINAS RADIALES: ÁPICE

Sección pendiente de análisis.

ESPINAS RADIALES: COLOR

Sección pendiente de análisis.

ESPINAS RADIALES: DISPOSICIÓN

Sección pendiente de análisis.

ESPINAS RADIALES: FORMA

Sección pendiente de análisis.

ESPINAS RADIALES: GROSOR

Sección pendiente de análisis.

ESPINAS RADIALES: LONGITUD

Sección pendiente de análisis.

ESPINAS RADIALES: NÚMERO

Sección pendiente de análisis.

ESPINAS RADIALES: PRESENCIA

Sección pendiente de análisis.

ESPINAS RADIALES: TEXTURA

Sección pendiente de análisis.

ESPINAS CENTRALES

Las espinas centrales, a diferencia de las radiales, salen más o menos de frente en la areola.

ESPINAS CENTRALES: ÁPICE

Nos fijaremos únicamente en la última porción de las espinas centrales. No se distingue entre unas y otras, por lo que podríamos encontrar alguna espina central con ápice distinto al resto. Es una respuesta múltiple, por lo que podremos elegir más de una.

  • Ápice recto: sin modificación de su dirección.
  • Ápice curvado: con una ligera curva.
  • Ápice ganchudo: curvado hacia atrás.
  • Ápice retorcido: curvado en varias direcciones.


ESPINAS CENTRALES: COLOR

Sección pendiente de análisis.

ESPINAS CENTRALES: DISPOSICIÓN

Sección pendiente de análisis.

ESPINAS CENTRALES: FORMA

Encontramos espinas de formas diversas en función de su rectitud.

  • Rectas: de principio a final mantienen una línea recta contínua.
  • Curvadas: forman curvas más o menos suaves desde la base a la punta.
  • Torcidas: se curvan en distintas direcciones a lo largo de toda su longitud.


  • Espinas centrales rectas
  • Espinas centrales curvadas
  • Espinas centrales torcidas


ESPINAS CENTRALES: GROSOR

Sección pendiente de análisis.

ESPINAS CENTRALES: LONGITUD

Sección pendiente de análisis.

ESPINAS CENTRALES: NÚMERO

Sección pendiente de análisis.

ESPINAS CENTRALES: PRESENCIA

Las espinas centrales pueden o no estar presentes.

  • Presentes: posee espinas centrales.
  • Ausentes: no posee espinas centrales.


ESPINAS CENTRALES: TEXTURA

En ocasiones las espinas tienen una cierta textura característica.

  • Lisas: sin textura.
  • Rugosas: con una rugosidad irregular.
  • Ribeteadas: con una rugosidad regular.


GLOQUIDIOS

Los gloquidios son espinas foliares delgadas, generalmente poco visibles, que poseen numerosas barbas retrorsas a lo largo y son deciduas y que se encuentran en las areolas de los cactos opuntioides (Opuntia y similares). Conviven con las típicas espinas foliares de las cactáceas en la misma planta, que son más grandes, insertas más firmemente a la areóla y sin barbas. (Fuente: Wikipedia).

GLOQUIDIOS: PRESENCIA

Los gloquidios se presentan en algunos géneros de cactáceas.

  • Gloquidios presentes: se distinguen masas de espinas muy pequeñas en los glomérulos.
  • Gloquidios ausentes: no se distinguen masas de espinas muy pequeñas en los glomérulos.


Los meristemos son tejidos especiales de las plantas que son capaces de producir células nuevas. Son los tejidos de crecimiento (en longitud o grosor) de las plantas.